Karma to Brew - Kombucha



En Karma to Brew vamos por el sabor, insumos locales y la calidad artesanal. Elaboramos nuestra kombucha como nos gusta consumirla: con una acidez balanceada y refrescante, y muy poco azúcar residual. La kombucha se conserva naturalmente por el propio pH bajo, sin necesidad de conservantes, y el perfil del sabor se cuida manteniendo la cadena de frío.


Los ingredientes que usamos son siempre frescos y crudos, tenemos sabores autóctonos y de estación, como butiá, también una kombucha que fermenta 100% con miel de Maldonado. Otro ingrediente imprescindible es el tiempo: una fermentación completa demora unos 20 días, es slow brew. Esta transformación es la que le suma beneficios a la bebida, además de los antioxidantes del té, la kombucha aporta probióticos, enzimas, vitaminas B, C y ácidos orgánicos, todos producto de la fermentación natural.


En 2018 arrancamos con una canilla de kombucha de barril en el Bar Ciudadela y presentamos el proyecto en la ANII; gracias a su apoyo pudimos armar nuestra microkombuchería en Ciudadela 1220. Participamos en varias ferias gastronómicas y aunque esos encuentros mano a mano ahora están pausados buscamos seguir transmitiendo el espíritu homebrew y alentar a que la gente haga sus propios refrescos probióticos en casa. Hay mucho trabajo por hacer para recuperar la normalidad de una alimentación que nutre de verdad, pero empezamos por responder preguntas frecuentes sobre la kombucha en la página web www.karmatobrew.com y armamos un “kit kombucha” con utensilios prácticos para elaborarla en casa.

En todo esto nos guía la convicción de que es posible tener una oferta comercial justa y ambientalmente sustentable en la ciudad. Pusimos en circulación botellones de 1L para recargar en 6 puntos de Montevideo y la costa, si tenés tu propio growler, caramagnola o envase bienvenido sea! Los barriles que usamos para los bares se vuelven a llenar después de su limpieza y se conectan a las canillas sin generar residuos.


En octubre de 2019 sumamos el enlatado, con esto tenemos un envase de aluminio que protege el producto de la luz y que en Uruguay es un material que se clasifica y recicla en un 95-100%. Al ser liviano además reduce la huella de carbono en el transporte. No encontramos actualmente una industria que recicla vidrio, entonces para nosotros es más un material para reutilizar, como en el caso de la recarga de kombucha o los frascos del kit.


Los residuos que genera la elaboración de kombucha son 100% compostables. Las hojas del té hidratadas son muy nutritivas para el suelo y suman a la mezcla del compostaje, por lo que nos afiliamos a una red de recolección de residuos orgánicos de Montevideo. Parte del compost lo utilizamos para plantar el cedrón y ajíes que usamos en nuestras recetas.

#slowbutburning

RECERCA© Guía de productores familiares y

procesadores artesanales del Uruguay - 2020